Noticias Entretenimiento

Lo ultimo en noticias del espectáculo

estas son las razones por las que el rey felipe vi ya casi no habla con sus hermanas las infantas cristina y elena

Estas son las razones por las que el rey Felipe VI ya casi no habla con sus hermanas, las infantas Cristina y Elena

<img align="left" src="https://static.mujerhoy.com/www/multimedia/202107/02/media/cortadas/[email protected]"/> El caso Nóos, la abdicación del rey Juan Carlos I, las visitas a Abu Dabi… han pasado demasiadas cosas y demasiado rápido entre los hijos de los reyes eméritos y, al final, parece que la relación entre ellos se ha roto.

Esta semana la infanta Elena volvía a representar a la Corona en un acto institucional para gran sorpresa de todos. Cierto es que era un «acto light» de la agenda de palacio (nada que ver con los premios Fundación Princesa de Girona, por ejemplo), pero poder ver de nuevo a la infanta en una entrega de premios infantiles tras dos años de sequía institucional fue algo inesperado porque parece que la relación entre los hijos de los reyes eméritos no atraviesa su mejor momento. Desde el funeral de su tía, la infanta doña Pilar, en 2020, ni el rey Felipe ni sus hermanas han permanecido en la misma sala de forma oficial. Y en aquella ocasión ni el rey Felipe VI ni la reina Letizia posaron con el resto de la familia (de hecho ni tan siquiera miraron a las infantas). La escenografía perfecta de la desunión entre los tres hermanos. ¿Qué ha pasado para que hayan llegado a esta situación?

La reina Letizia y sus cuñadas: una relación complicada

La irrupción de la actual reina de España, Letizia, en la Casa Real supuso que cambiaran, y mucho, las dinámicas de la familia real. Al principio bien recibida por las hermanas del rey, especialmente por la infanta Cristina, con el paso de los años se sucedieron los supuestos «desplantes» domésticos de la experiodista a las infantas y los malentendidos.

Hubo un tiempo en el que la relación entre las infantas y los actuales reyes fueron cordiales, como muestra esta imagen de 2010 en la que la familia acudió a la boda de Nicolás de Grecia. / gtres

La prensa rosa afirma que la infanta Cristina se ofendió con la actual reina cuando esta no permitió que sus suegros se alojaran en el chalet del príncipe durante el bautizo de su hija menor, Irene. Y por su parte la infanta Elena aún está resentida cuando se fotografió a Letizia dando su apoyo a Jaime de Marichalar una vez que se anunció su separación. Por supuesto, el célebre encontronazo de la reina Letizia, entonces princesa, con la reina Sofía en la catedral de Palma también puntúa muy alto en la lista de afrentas familiares.

Pero si hay algo que dinamitó sin compasión la relación entre los hermanos y obligó al rey Felipe VI a tomar distancia de sus hermanas y quedarse «aislado» junto a su esposa es, sin duda, el momento de la abdicación del rey Juan Carlos I en 2014 y la puntilla final de la sentencia por el caso Nóos en 2017.

Cómo se dividió la familia real (y los hermanos) tras el caso Nóos

Las polémicas domésticas de los Borbón con Letizia Ortiz pasaron a un segundo plano en 2011, cuando se inició la investigación del caso Nóos, un juicio que lo cambiaría todo en la relación entre los hermanos. En un intento de hacer que la familia real quedara libre de sospecha de las actividades por las que fue condenado y enviado a prisión Iñaki Urdangarín, desde 2011 la infanta Cristina fue apartada de cualquier acto oficial de la corona. Pero además del ostracismo institucional la defensa a ultranza de su esposo que realizó la infanta Cristina en privado la condenó también a polarizar aún más a la familia real.

Las fotos de familia con todos los Borbones en Mallorca han pasado a la historia desde que Juan Carlos I abdicó..

La infanta Elena tuvo muy claro desde el principio cuál era su bando apoyando incondicionalmente a Cristina y respetó la decisión de Felipe VI hasta que la sentencia del caso dejó indemne a la menor. Así como todo el mundo esperaba en un momento dado que Cristina anunciara que se divorciaba de Urdangarín (rumores ante los que la propia Casa Real tuvo que hacer un comunicado oficial), la mayoría de la gente también daba por supuesto que una sentencia absolutoria de la infanta ayudaría a que esta volviera a la vida pública y los hermanos normalizaran su relación.

Pero no fue así. Desde que la infanta fue investigada el rey Felipe VI no volvió a coincidir en una foto con su hermana Cristina hasta el funeral de Alicia de Borbón y Parma que se celebró en marzo de 2017. Hacía un año y medio que no compartían la misma sala en público. Muchos vieron en este gesto un acercamiento que se confirmaría en la comunión de la infanta Sofía que se celebraría una semana más tarde. Ese acercamiento ampoco sucedió. Aunque la infanta Cristina se encontraba en Madrid e invitada al evento, no acudió a la cita.

Vídeo. El rey traslada su residencia fuera de España

Para entonces Felipe ya era rey desde hacía cuatro años, le había retirado su título de duquesa de Palma, había reducido la familia real a su mujer, sus hijas y sus padres, no la había visitado en Ginebra… y tanto ella como su hermana estaban molestas por cómo Felipe trataba a sus hijos, o mejor dicho, no los trataba. Si queremos ver fotos del rey compartiendo un momento con los hijos de la infanta Cristina hay que remontarse al verano de 2017, donde claramente la reina Sofía fue la organizadora de una cena con todos sus nietos y los reyes. Justo el mismo año en el que se celebró la última cena de Nochebuena en la que coincidirían todos.

El autoexilio del rey Juan Carlos I en Abu Dabi, la gota que colmó el vaso

Si las infantas no estaban conformes con el trato que les tenía reservado su hermano a ellas y a sus hijos desde que se convirtió en rey, lo peor estaba por llegar: cuando don Juan Carlos de Borbón decidió abandonar España y establecerse en Abu Dabi la relación entre los hermanos se enrareció aún más.

Lo que hasta el momento se podía considerar una distancia prudencial para intentar mantener intacta la imagen de la Corona pasó a ser, directamente, una relación tensa y plagada de desencuentros. El periodista José Antonio Zarzalejos lo explica así en su libro «
Felipe VI. Un rey en la adversidad»: «Los hermanos no se llevan. […] Si el padre ha sido y es un grave problema para el Rey, las hermanas contribuyen a un vacío familiar compensado por el respaldo de la reina Letizia, que rechaza cualquier avenencia con sus cuñadas, a las que atribuye no pocos de los problemas que aquejan a la familia».

Uno de esos problemas fue, sin duda, la famosa vacunación en Abu Dabi de las infantas en una visita al emérito, un asunto que provocó una polémica bastante importante de la que el rey salió del paso aclarando que las decisiones que tomen sus hermanas no son cosa suya, al fin y al cabo, ya no forman parte de la Casa del rey. Así las cosas no es tan raro que todo el mundo se extrañara de que la infanta Elena fuera la elegida para representar a la Corona en una entrega de premios esta misma semana. ¿Será que los hermanos, por fin, han hablado?

Este Articulo puede contener información publicada por terceros, algunos detalles de este articulo fueron extraídos de la siguiente fuente