Noticias Entretenimiento

Lo ultimo en noticias del espectáculo

sencilla con un inmenso sentido del deber ante las dificultades e infidelidades y la royal mas querida de la monarquia espanola las 8 razones por las que adoramos a la reina sofia

Sencilla, con un inmenso sentido del deber ante las dificultades e infidelidades y la royal más querida de la monarquía española: las 8 razones por las que adoramos a la reina Sofía

reina sofia cristina jpg kbRD

1-Es una mujer culta

Estudió en el internado alemán de Schloss Salem. Al regresar a Atenas se especializó en puericultura y siguió estudios de Música y Arqueología. Trabajó como enfermera infantil en la escuela Mitera, en Atenas, y junto a
su hermana Irene escribió dos libros sobre los hallazgos arqueológicos de las excavaciones que realizaron cerca del palacio de Tatoi, residencia de la familia real griega, ubicada a las afueras de Atenas. Además, estudió Humanidades en la Universidad Autónoma, incluso siendo ya Reina, lo que le permitió relacionarse con los jóvenes españoles. Además, es una gran amante de la música.

2-La vimos llorar en el funeral de Don Juan

Doña Sofía tenía una relación especial con el Conde de Barcelona, padre de su marido, y sintió un gran vacío cuando falleció. Ella está educada para no mostrar sus sentimientos en público, pero, en esta ocasión, las cámaras de televisión captaron la emoción de los reyes, especialmente de doña Sofía, en el Monasterio del Escorial. Don Juan fue heredero de la Corona desde la abdicación de su padre, Alfonso XIII, en enero de 1941, y renunció a todos sus derechos dinásticos en favor de su hijo don Juan Carlos en mayo de 1977, año y medio después de que éste fuera proclamado rey a la muerte de Franco.

3-Participa en la recogida de residuos en la naturaleza

Ha participado en la limpieza de espacios naturales. Su última demostración fue a mediados del mes de junio, cuando acudió al Soto de las Juntas, en Madrid, para unirse de forma activa a la recogida de residuos abandonados en plena naturaleza. Equipada con unos guantes y unas botas de monte, y una bolsa de basura, y sin quitarse la mascarilla, doña Sofía recogió cartones y envases y hasta una silla de plástico. En otras ocasiones, ha participado en la limpieza de playas. Además, está muy comprometida con la lucha contra la protección de los animales, la drogadicción, la investigación sobre el Alzheimer o la ayuda para evitar la pobreza en las mujeres.

4-Siempre ha guardado la compostura

Nunca ha perdido la paciencia, ni se ha irritado, ni ha mostrado cansancio o mal humor. Al contrario, doña Sofía ha estrechado la mano de los ciudadanos, con actitud cariñosa y ha sonreído hasta en los momentos más difíciles, como cuando se produjo el desencuentro que la enfrentó a doña Letizia, en la catedral de Palma, a la salida de la misa de Pascua, en la Semana Santa de 2018. Su actitud es una fuente de tranquilidad en mitad de la tormenta.

5-Es una abuela cariñosa

Le gusta disfrutar de sus nietos. Invita a la infanta Sofía y la princesa Leonor al cine o las acompaña al ballet, junto con la reina Letizia y, en Mallorca, recorre con ellas las calles del centro, con total naturalidad. Casi todos los veranos ha invitado a los demás nietos, los hijos de las infantas Elena y Cristina, a cursos de vela. En múltiples ocasiones se la ha podido ver acariciando la mejilla a su nieta Irene o a la Princesa de Asturias cuando era más pequeña. A pesar de la difícil situación de la familia, la reina emérita no ha dejado de acudir a Ginebra para celebrar los cumpleaños de los Urdangarín.

6-Ha mantenido su lealtad a la Corona, a pesar de las infidelidades del Rey

Don Juan Carlos lo llamó «profesionalidad», pero la Reina se guía por algo mucho más profundo e íntimo: su sentido del deber. Exceptuando a la Reina Isabel II, doña Sofía es la única reina europea que, en la actualidad, desciende de reyes. Y eso supone un aprendizaje de su papel desde que era niña. En la situación actual, en la que la Corona ha sufrido un serio desprestigio por el descubrimiento de los numerosos escándalos amorosos y financieros del rey Juan Carlos, doña Sofía ha continuado con sus compromisos con discreción.

7-Apoyó al Rey en el 23 F

La experiencia de sus padres, Pablo de Grecia y Federica de Hannover y, sobre todo, de su hermano Constantino, que reinó apenas tres años y tuvo que exiliarse por colaborar con un
golpe militar, le enseñó el valor de la lealtad y la importancia de mantenerse firme, sin interferir, junto a su esposo, para quien fue un valioso apoyo en momentos difíciles, como los años vividos con Franco, o el golpe de Estado del 23 F. «En ningún momento se nos pasó por la cabeza irnos», explicaba la reina Sofía a la periodista Pilar Urbano. «¡Ni por asomo! ¡Nada! Nuestro sitio estaba aquí».

Te recomendamos

8-Es elegante, pero sobria

Nunca ha llamado la atención por su vestuario. Luce incluso las joyas con discreción. Le gusta lucir adornos étnicos, coloridos y naturales, algunos con un significado especial, como los ojos de la suerte indios. Su estilista oficial durante más de veinte años fue la diseñadora Margarita Nuez. En los últimos tiempos ha adoptado un «look» con un toque bohemio y cómodo. Viste como muchas españolas: le encantan las alpargatas y las diademas en verano y también los pantalones con túnicas, además de los trajes sastre cuando asiste a actos oficiales. Su espectacular vestido fucsia de corte trapecio, diseñado por las hermanas Molinero, en la proclamación de Don Juan Carlos, en claro contraste con el luto riguroso de la familia Franco, dio un mensaje claro: comenzaba una nueva etapa en España y una nueva generación, con un nuevo estilo, fresco, tomaba las riendas.

Este Articulo puede contener información publicada por terceros, algunos detalles de este articulo fueron extraídos de la siguiente fuente