Noticias Entretenimiento

Lo ultimo en noticias del espectáculo

alba carrillo salva a sonsoles onega del ataque de risa que le impedia hablar

Alba Carrillo salva a Sonsoles Ónega del ataque de risa que le impedía hablar

110635 sonsoles onega risa floja

La presentadora de Ya es Mediodía cambia el chip cuando llega la parte social del Fresh y hasta tal punto se relaja con la cosa rosa que a veces se le va un poco de las manos, incluso.

Cuando llega la sección del Fresh la propia Sonsoles Ónega suele dejar de lado el lado más solemne que ejerce al frente de la primera parte de Ya es Mediodía y las risas y el buen rollo son seña de identidad la parte social del programa de Telecinco.

Puestos a abordar la actualidad del mundo del corazón, tanto la presentadora como sus colaboradores optan siempre que se puede por la frescura y la naturalidad. Tanto es así que este jueves Ónega llegó incluso a pasarlo un poquito mal, porque le dio un ataque de risa de tal calibre que no podía ni hablar.

Alba Carrillo tuvo que coger las riendas del programa porque Ónega no podía

Cómo sería que tuvo que coger Alba Carrillo las riendas del programa para dar paso al siguiente vídeo.

Todo porque estaban comentando la visita de Isabel Pantoja a los Juzgados para acompañar a su hermano Agustín, Miguel Ángel Nicolás citó el artículo de Isabel Rábago en ESchismógrafo en el que hacía referencia a las medallas que lucía la cantante y se enzarzó en una guerra de santos con Rosa Benito.

A Sonsoles Ónega le hizo reír el control del santoral que tenían Miguel Ángel y Rosa, quiénes se pusieron a analizar qué vírgenes lucía Pantoja en el cuello.

El inesperado gesto de Rosa Benito remató la risa de Sonsoles

Le hizo tanta gracia la situación que Rosa le pidió que no se riera más, Alba Carrillo quería pasar a la próxima noticia de la familia Pantoja y sin previo aviso, Benito soltó un «¡Toma, Moreno!», que provocó un momento catártico surrealista y divertidísimo que se les fue de las manos.

«¿Qué os está pasando? De verdad, yo me desapunto de este concurso», aseguró una Alba Carrillo que no entendía nada de lo que estaba sucediendo entre bromas y veras y que al ver que Sonsoles estaba muerta de la risa, se hizo un Pantoja «Cámaras hacía mi persona» y dio paso al posado veraniego de Anabel Pantoja a lo Ana Obregón.