Noticias Entretenimiento

Lo ultimo en noticias del espectáculo

el escandaloso olor que los vecinos del principe harry no aguantan mas

El escandaloso olor que los vecinos del príncipe Harry no aguantan más

Meghan y Harry parecen no rodearse de buenas compañías en su nueva casa, ubicada en Montecito, en el condado de Santa Bárbara, California
114266 webp.net resizeimage 3

Meghan y Harry parecen no rodearse de buenas compañías en su nueva casa, ubicada en Montecito, en el condado de Santa Bárbara, California

Meghan Markle y Harry, vuelven a estar situados en el ojo del huracán, al ver que s casa se encuentra rodeada de un predominante olor al que no consiguen hacerle frente.

La marihuana es una sustancia legal en la zona residencial en la que residen los duques de Sussex, algo que molesta a todos los vecinos que residen en Montecito, en el condado de Santa Barbara, California.

Los duques de Sussex llegaron a Montecito después de que decidieran alejarse de la familia real británica tras el nacimiento de su primer hijo, Archie. Tras otro escándalo del príncipe Harry, se ha señalado que tienen a grandes celebridades de Hollywood como vecinos, también han destacado algunos cuantos inconvenientes. 

Cuando el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, se mudaron a California, no tuvieron en cuentan que en ese estado, el cultivo de cannabis es legal. La mansión se encuentra ubicada cerca de otras casas con famosos como Oprah Winfrey, Tom Cruise, Ellen Degeneres, Ariana Grande o Gwyneth Paltrow.

La mansión, situada en Montecito, cuenta con olores constantes de cannabis, debido a que se encuentra ubicada cerca de una fábrica que procesa esta droga. Además, cuentan con 20 invernaderos en el sector. 

Esto ha generado diversas quejas en el vecindario, por lo que la fábrica se comprometió a instalar un nuevo sistema de control de olores. 

Esta casa de Meghan y Harry es de su propiedad desde 2015 y costó cerca de 15 millones de dólares. Cuenta con 9 habitaciones, 16 baños, cancha de tenis, piscina, una sala para tomar el té y otra de invitados. También tiene una cabaña para invitados. 

Los duques de Sussex, preocupados por sus hijos

Esta situación ha logrado incomodar y preocupar a los duques de Sussex. La pareja vive en la lujosa zona residencial con sus dos hijos, Archie y Lilibeth, quienes estarían expuestos al aroma de droga durante horas y horas cada día.

La granja se encuentra a tan solo 10 minutos de la casa de los duques, por lo que Harry y Meghan han decidido sumarse a las quejas vecinales, con el firme propósito de encontrar una solución que ponga fin al potente olor de las plantas de marihuana que rodea el condado.

Por otro lado, la Asociación de Cannabis para Productores Responsables de Santa Bárbara respondieron a las quejas vecinales, mostrando su compromiso por encontrar una solución con un nuevo sistema que les permitiera minimizar los olores. 

Marihuana en la boda de Meghan Markle

Al parecer, la duquesa de Sussex no es la primera vez que ve ligado su nombre a la palabra marihuana. Meghan Markle repartió marihuana durante la celebración de su boda.

The Sun reveló que la duquesa habría repartido bolsitas de marihuana a los invitados a su boda con Trevor Engelson, celebrada en el año 2012. 

Fue Thomas Markle, padre de la actriz, quien habría filtrado la información a los medios de comunicación, lo que se suma un conflicto más en su relación padre e hija tan tortuosa.

Uno de los invitados reveló al mismo medio que Markle habría repartido las bolsitas de marihuana justificando que mejoraría la experiencia de la ceremonia, ya que la boda tuvo lugar en Jamaica.

Este Articulo puede contener información publicada por terceros, algunos detalles de este articulo fueron extraídos de la siguiente fuente