Noticias Entretenimiento

Lo ultimo en noticias del espectáculo

60 anos de lady di el legado de la princesa diana explicado en 6 puntos

60 años de Lady Di: el legado de la princesa Diana explicado en 6 puntos

Boda de ensueño, la ‘princesa del pueblo’, su acometida maternidad y servicio social. Por estas y más razones celebramos los 60 años de Diana.

Por: Mónica Isabel Pérez

Diana Spencer (1º de julio de 1961), la princesa Diana, hoy está más vigente que nunca, no sólo por el tributo que Harry y Meghan le han rendido al ponerle su nombre a su recién nacida, también hay teorías de la conspiración alrededor de su muerte, pruebas para negarlas, videos, documentales, series y películas.

La fascinación que provoca no es gratuita. Más allá de su belleza, su sentido de la moda y su pasión por la filantropía, fue su desgracia pública la que atrajo las miradas a Buckingham, un palacio habitado por una familia estable y fría.

Los ingleses, acostumbrados a esto, recibieron con afecto a una princesa que no parecía de hielo, sino una persona real, capaz de reír, hacer muecas de disgusto y llorar en público. La gente la colocó como su figura favorita de la familia real, algo incómodo no sólo para su suegra, la reina Isabel II, sino incluso para su esposo, Carlos.

Su relación con la prensa fue un arma de doble filo. Le daba poder, a veces ella la convocaba para llamar la atención sobre temas que iban desde publicitar una causa benéfica hasta un romance, pero la cobertura le restaba intimidad y contribuyó a empeorar su carácter ansioso y depresivo.

legado de la princesa diana
(Foto: Getty Images)

A continuación, 7 puntos clave para entender la herencia de la princesa Diana con motivo de sus 60 años este 1 de julio del 2021.

1. CUENTO TRÁGICO

La de Diana y Carlos de Gales fue la boda que marcó los 80. La transmisión televisiva registró poco más de 750 millones de espectadores. La novia, enfundada en un vestido de Elizabeth y David Emanuel, sonreía tímida y feliz.

Boda de la princesa Diana y el príncipe Carlos
(Foto: Archivo)

Desde ese primer día, Diana Spencer vivió un tormento: entre los invitados estaba Camilla Parker-Bowles, antigua novia de Carlos, que se convertiría pronto en su mayor antagonista.

Si la relación de Carlos y Camilla no había culminado en matrimonio era porque, pese a tener perfil de alcurnia, ella no fue considerada para ser reina. Así comenzó la búsqueda de una esposa para el príncipe, quien encontró en Diana a la ideal.

Era 13 años menor que él, de familia aristócrata y virgen. Se comprometieron en febrero de 1981 y la boda se realizó cinco meses después. Diana no había crecido con una educación que la preparara para el giro que tomaría su vida.

En cintas de audio que Daily Mail hizo públicas, grabadas en 1991 en una entrevista que Andrew Morton le hizo para Diana: Her True Story (1992), se escucha decir a la princesa que la pasó mal apenas inició su compromiso.

Narra que se encontraba con Carlos cuando él puso una mano en su cintura y le dijo: “Un poco gordita de aquí, ¿verdad?”. Eso catalizó una ansiedad que nació con sus sospechas sobre él y Camilla, y derivó en bulimia.

“Eso disparó algo en mí. La primera vez que me midieron el vestido tenía 73 centímetros de cintura. El día que me casé medía 60. Me había reducido a nada”.

2. SU LADO B

El mundo vio a una princesa hermosa casada con un frío príncipe que la despreciaba adorando, en cambio, a otra mujer. Diana no se dejó caer, se entregaba a ayudar a los desamparados, a luchar por cuidar ella misma a sus hijos y, pese a todo, a seguir buscando el amor de Carlos.

carlos y diana
(Foto: Getty Images)

Se ganó el cariño mundial, pero por más aprobación o tiara real que usara, no ostentaba la entrega de su esposo.

Intentó quitarse la vida en los días que siguieron a la boda: “Estuve muy deprimida y traté de cortarme las venas con navajas de afeitar”. Al poco tiempo se anunció el primer embarazo. Para entonces la bulimia había avanzado y el acecho de la prensa empeoró.

Hoy se sabe que, en su desesperación, discutió con Carlos y decidió tirarse de unas escaleras frente a él. Se cuenta que la reina atestiguó el hecho y empezó a considerar que la conducta de su nuera era ‘peligrosa’.

Esa clase de acciones inmaduras y dramáticas eran, al parecer, una constante. Y su efecto, si es que ella esperaba recibir comprensión del príncipe, resultaba lo contrario. Carlos le pedía que se detuviera y se portara “como una mujer respetable”.

En una entrevista que concedió al programa Panorama de BBC en 1995, ya separada, pero aún no divorciada, ella le dijo al conductor Martin Bashir que la depresión en su matrimonio permitió que la gente la tildara de inestable: “‘Diana tiene un desequilibrio mental…’. Por desgracia, esas etiquetas han prevalecido con los años…”. Dijo que cuando Carlos anunció que él y Camilla mantenían su relación, la depresión aumentó.

“Algunos amigos de mi esposo le decían que mi inestabilidad había vuelto, que estaba enferma y debía ponerme en algún lugar especial. Yo lo que tenía era que estaba muy avergonzada”.

3. LA OTRA HISTORIA

Visto a la distancia, quizás el problema de Diana tenía que ver con su incomprensión sobre el rol asumido cuando aceptó a Carlos.

“Convertirme en reina nunca pasó por mi mente cuando me casé”, le dijo a Bashir. ¿Era tan ingenua como para no pensar en las implicaciones?

día del beso besos de la realeza 13 abril
(Foto: Getty Images)

La contraparte es imaginar a Carlos y Camilla enamorados y aceptar que no podrían estar de manera oficial juntos por el cargo de él. Y en medio de ellos una joven que quiere, con desesperación, sentirse amada, y para conseguirlo lanza señales que ahuyentan, como aventarse de unas escaleras.

Es fácil identificarse con el pesar de Diana, pero también hay que ponerse en el lugar del príncipe para entender algunas de sus reacciones. En Diana: Her True Story, Morton recopiló entrevistas que hizo a personas cercanas a ella. Muchos coinciden: era una romántica sin remedio, idealizaba el amor, se obsesionaba con los hombres de los que se enamoraba.

No consiguió el afecto del príncipe, aunque tuvo varios amantes (deportistas, actores, empresarios, médicos, guardaespaldas) y admitió ser infiel en el encuentro con BBC.

En el documental The Last 100 Days of Diana, realizado por Martin Bashir, Tina Brown, autora de The Diana Chronicles, habla sobre esto: “Quería poseer a los hombres, tenerlos a su lado”.

Desaparecerá estatua de la princesa Diana y Dodi Al-Fayed en Londres
La princesa Diana y Dodi Al-Fayed (Foto: Getty Images)

El guardia real Ken Wharfe confesó que ella le hacía tantas llamadas al corredor de arte Oliver Hoare, su examante, que había molestado a la esposa; y alguna vez le pidió a un amigo que la llevara afuera del departamento de él para ver “si había luz en su ventana”.

Con más intensidad se comportó con el cardiólogo Hasnat Khan, a quien conoció en 1995 y con quien tuvo una álgida relación de dos años, terminando con la negativa de él a casarse porque ella atraía demasiada atención.

Su mayordomo Paul Burrell (su confidente) dijo que Khan “fue el gran amor de la princesa”, reduciendo a su última pareja, el millonario egipcio Dodi Al-Fayed, a una relación casual cuyo lazo más fuerte fue morir juntos.

4. EMPATÍA, SU GRAN DON

Diana, a quien el mundo vio cruzar campos minados, atender a enfermos y necesitados, conectaba con la gente. Se identificaba con los rechazados sociales porque pensaba que el mayor mal en el planeta era la falta de afecto.

“Sé que puedo darles amor por un minuto, por media hora, por un día, por un mes… y soy feliz de hacerlo”.

Por eso es dramático que alguien capaz de dar y recibir ternura de multitudes sintiera desolación por no hallar una pareja. Esto es algo que Andrew Morton atribuyó a su búsqueda incansable de una figura paterna, y es que sus padres se separaron en 1969, cuando ella sólo tenía ocho años.

10 razones para entender a la Princesa Diana
(Foto: Getty Images)

5. PRINCIPIO Y FIN

Tras el divorcio, pese a que su padre había ganado la custodia de sus cuatro hijos, Diana se mudó con su hermano Charles y su madre de Sandringham a Londres.

Según registros, no fue estudiante ejemplar, pero sí era independiente, de modo que salió de la casa materna a los 17 años para vivir con sus amigas en un apartamento de Kensington y Chelsea. Se mantenía con trabajos ocasionales de moza o niñera.

Princesa Diana
Princesa Diana

Convertirse en la novia oficial del heredero al trono fue algo que le sucedió de manera inesperada. Dieciséis años después de aquella boda que le cambió la vida, siendo madre de los casi adolescentes William y Harry, por fin divorciada, libre de obligaciones reales, entregada a sus trabajos filantrópicos y protagonista de portadas, parecía ofrecer señales de felicidad.

Si bien su relación con Khan había terminado, su romance con Dodi Al-Fayed le daba una actitud briosa. Luego, el 31 de agosto de 1997, ocurrió su trágico deceso.

A su funeral, el 6 de septiembre en Londres, asistieron miles de personas, mientras 32.10 millones más lo presenciaban por televisión.

6. EL LEGADO

En 2011, año en que Diana hubiera cumplido 50, Newsweek imaginó el mundo si continuara viva. En portada se veía caminando a lado de su nuera, Kate. “¿Qué estaría haciendo ahora?”, preguntaba, y las respuestas tenían que ver con su apoyo a la beneficencia, su presencia en desfiles de moda, su imagen “aún estupenda” y su incursión en el universo digital, seguida por millones e intercambiando mensajes con el Dalai Lama.

Automóvil favorito de la princesa Diana será exhibido
(Foto: Getty Images)

La gente, los medios y los entrevistados en decenas de documentales expresan que si hoy sus hijos, en especial Dodi Al-Fayed y Diana, en St. Tropez, en 1997, poco antes de que fallecieran en un accidente automovilístico en París el 31 de agosto de ese mismo año.

William, han conseguido renovar la monarquía británica y ganarse el corazón del pueblo es gracias a su madre, quien dijo que lo que deseaba dejar para él y para Harry era “capacidad de entendimiento de las emociones e inseguridades de la gente, de sus aflicciones, esperanzas y sueños”.

Y por encima de toda clase de escándalos, desamores y vestidos icónicos, haber sembrado eso en ellos (aunque actualmente estén distanciados) es lo que debe trascender como su mayor legado.

SIGUE LEYENDO:
Historias y secretos detrás de los zafiros más famosos de la princesa Diana
8 outfits reciclados de la princesa Diana que nos enamoraron
Los recorridos de Lady Di. Lugares fascinantes que visitó la princesa Diana
El encuentro ultrasecreto entre la princesa Diana y John F. Kennedy Jr.
Así se dividió la herencia, joyas y vestidos que dejó la princesa Diana