Noticias Entretenimiento

Lo ultimo en noticias del espectáculo

7a san isidro roca rey el poder de dos orejas y pablo aguado dos lances para el recuerdo

7ª San Isidro. Roca Rey, el poder de dos orejas y Pablo Aguado, dos lances para el recuerdo

Ganó la partida Roca Rey en el mano a mano celebrado en Vistalegre al sumar dos orejas más otra pedida por mayoría. Pero, Pablo Aguado realizó lo más bello a la verónica antes de ser herido.

Salieron unos alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Madrid al ruedo carabanchelero y exhibieron una pancarta con un mensaje de anhelo, claro y rotundo. «Tenemos un sueño, ser toreros como Roca Rey y Pablo Aguado» decían. Y recogieron la ovación de los que tal vez un día soñaron lo mismo, pero con otros nombres de toreros.

Sonaron los vivas para Isabel Ayuso, recién votada presidenta de la Comunidad de Madrid, y también un mensaje: «Ayuso, Madrid (Las Ventas) es plaza de temporada«. Temporada que sigue en el aire por la dchosa pandemia.

Había ambiente de casi lleno en tiempo de pandemia. De medidas anti-covid se entiende. Y el runrun de que el mano a mano que se iniciaba iba a ser de traca. 

El sueño de Roca Rey, el sueño de ser torero

 El peruano Roca Rey salió a no defraudar en el primero, de Vegahermosa con dificultades y algo incierto, al que administró varios cambiados y tandas con la diestra. Faena meritoria, a media altura, cuya principal virtud estuvo en la firmeza y valor derrochados.

Tras una entera de buena factura, hubo petición mayoritaria de una oreja, que el palco no consideró conceder.

 Dos orejas le llegarían a Roca en el tercero de Garcigrande. La labor realizada sobre todo por el izquierdo, a base de naturales y cambiados ceñidos, redondo e invertido, sumaron del todo hasta completar una faena, algo larga que bajó en intensidad en los últimos compases.

El remate de las bernadinas, muy ceñidas, citadas por un pitón y dando salida por el otro, unido a una entera en toda la yema, completaron los ánimos en los tendidos lo suficiente como para solicitar con fuerza los dos trofeos que le fueron concedidos. Y así cumplir, como cada tarde, su sueño de triunfar como torero. 

El cartel tenía el aliciente de ser un mano a mano entre dos de los jóvenes diestros de más atractivo del momento. El uno, –Roca Rey-, por su poderío en la cara, capacidad de resolver, como así dejó desmostrado. Y el otro, – Pablo Aguado-, por su sensibilidad al torear con el embrujo que dan los genes en una tarde de casi verano.

Si despegado realizó un quite Roca Rey por chicuelinas al segundo de Aguado, éste le replicó por el mismo palo, más ceñido, más encajado, lo que levantó los olés apasionados desde los tendidos.

Con la muleta no se acopló el sevillano y evidenció que el Jandilla le quedaba grande, que le falta oficio. Lo cual tiene una explicación. Aguado es un torero nuevo que ha cumpliudo su deseo de ser torero tras realizar sus estudios universitarios. 

Aguado deja para el recuerdo el mejor toreo

Fue en el cuarto en el que le salió el embrujo, la inspiración, la esencia que atesora de toreo bueno, de toreo caro. Fue en los lances de recibo en los que Pablo Aguado, fruto de la inspiración, con los brazos casi juntos, las muñecas al compás, ganando terreno y el engaño parando el tiempo, despacito, cuando interpretó el momento más bello de la tarde, de lo que llevamos de feria.

Fue lo más destacado, casi lo único, pues luego no se acoplaría con el de Garcigrande. No lo vio, no supo resolver, no se acopló. Lo dicho, le falta oficio y necesita un toro que vaya p’alante, que no le moleste. Pero, servidor se queda con esos lances que recordaron a los del maestro Curro Romero, que son la esencia del toreo.

Tuvo Aguado detalles con el sexto. Manejó la muleta con la mano baja, demostró tener gusto, saber componer. Pero no fue su tarde. Detalles, sin rematar, como si con los lances de recibo ya estuviera todo hecho.

La mala fortuna hizo que al pasaportar se encunara y resultara herido, mientras dejaba una entera, que pondría el punto final a una tarde de trofeos para el peruano y de ensueño para el sevillano.

Reseña el festejo

Vistalegre. San Isidro. 7ª de Feria.

Toros de distintas ganaderías. Vegahermosa (1º) complicado. Jandilla (2º) sin clase, suelto. Garcigrande (3º) con transmisión. Garciagrande (4º) exigente, con dificultades. Núñez del Cuvillo (5º) parado y deslucido. Núñez del Cuvillo (6º) deja y repite, algo soso.

Andrés Roca Rey. Ovación con Saludos (tras petición mayoritaria), Dos Orejas y Silencio

Pablo Aguado. Silencio, Ovación con saludos y Ovación con saludos, que recoge la cuadrilla.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor: El regusto dejado por Pablo Aguado al recibir de capote al cuarto.

Lo peor: Sin que suponga una merma en lo realizado en el ruedo, la carencia de faja en Roca Rey, con el detalle de vestir de blanco, y con todo el respeto al gusto de cada cual, el uso de la plata y no del oro en el vestido de Pablo Aguado.

Parte médico de Pablo Aguado IMG 20210519 WA00341

 

Parte médico del banderillero Juan José Domínguez

20210519 Parte Pablo Aguado1

Cartel de hoy

Vistalegre. San Isidro, 8ª de Feria. 20 de mayo de 2021.

Toros de Hermanos García Jiménez para

Miguel Ángel Perera, Paco Ureña y Daniel Luque (en sustitución de Emilio de Justo)

FireShot Pro Webpage Screenshot 013 Venta de entradas I Bacantix